4 mitos sobre desarrollo personal

Como suele decir mi amigo, el conferenciante y escritor Francisco Alcaide, “tu desarrollo personal es tu destino”. No puedo estar más de acuerdo con él. Afortunadamente, cada vez son más las personas que están de acuerdo con esta afirmación y se ponen manos a la obra.

No obstante, ante la creciente preocupación por el desarrollo personal se escriben y se dicen muchas ideas que no son ciertas. Son lo que comúnmente se llama mitos o falsas creencias que pueden ser perjudiciales para los que se las creen.

En el magnífico libro “Soar with your Strengths”, el Dr. Donald O. Clifton – creador de la Psicología basada en Fortalezas – presenta 4 mitos importantes sobre el desarrollo personal. Me parecen muy interesantes y por este motivo los quería compartir contigo en este post.

Mito #1. Corregir tus debilidades lo solucionará todo.

Se trata sin duda una de las creencias erróneas más arraigadas en relación con el desarrollo personal. La mayoría de las personas suele pensar que si corrigen sus debilidades todo va a ser perfecto. Y es un pensamiento totalmente erróneo. Corregir tus debilidades te situará en una situación normal, promedio. Pero no te hará sobresalir en ningún caso. La excelencia en un determinado ámbito sólo la puedes conseguir si te centras en tus fortalezas y gestionas tus debilidades, nunca lo conseguirás a través de eliminar tus puntos débiles.

Mito #2. Deja que las fortalezas se cuiden a sí mismas.

En muchos casos las personas que tienen un rendimiento excelente en un ámbito determinado no suelen prestar demasiada atención a estas fortalezas. La mayoría suele pensar que su rendimiento es normal, común entre otras personas ya que cuando se apoyan en sus talentos innatos consiguen grandes resultados con poco esfuerzo. Muchas personas piensan erróneamente que es una pérdida de tiempo intentar mejorar en los aspectos en los que ya son buenos, que es más beneficioso mejorar en sus debilidades. Y se ha demostrado que no es así, que donde tenemos más espacio de mejora no es en nuestras debilidades sino en nuestras fortalezas.

Mito #3. El éxito es lo contrario al fracaso.

La creencia popular es que las fortalezas son lo contrario a las debilidades, que la enfermedad es lo contrario a la salud, que el éxito es lo contrario al fracaso. Y no es así. Muchas personas suelen pensar que si identifican lo que no funciona y lo mejoran, el resultado va a ser excelente. No obstante, no podemos aprender sobre nuestras fortalezas estudiando y haciendo foco en las debilidades. El estudio del fracaso puede darnos pistas erróneas sobre en qué aspectos debemos poner énfasis para mejorar nuestro rendimiento.

Mito #4. Cualquiera puede conseguir lo que quiera si se esfuerza lo suficiente.

Para mí el mito más importante a destruir por lo peligroso y arraigado que está. Lamentablemente es muy habitual frases del estilo “no te rindas nunca, sigue intentándolo… al final con esfuerzo seguro que conseguirás aquello que deseas”. O “si puedes soñarlo… puedes conseguirlo si trabajas duro”.  Supongo sabes a qué tipo de frases me refiero. Es lo que el Dr. Clifton llamaba “las homilías del poder del pensamiento positivo”. Y la ciencia ha demostrado que estas frases no son ciertas. Además, este tipo de frases y pensamientos pueden llevar a muchas personas al fracaso y a la frustración. Como decía el psicólogo de Harvard Dr. Gordon Allport “este mito es penetrante y muy extendido por algunos escritores, conferenciantes y medios de comunicación”. Afirmaba también que el éxito a largo plazo sólo se conseguirá si, a parte de trabajar muy duro, se tiene el talento necesario para conseguirlo. Por lo tanto, si insistes en tener éxito en un ámbito en el que no tienes demasiado talento, mejorarás algo, pero nunca tendrás el éxito que deseas.

Al final, la mejor recomendación para tu desarrollo personal es que te centres en tus fortalezas y gestiones tus debilidades. Porque como decía Don Cliftontus debilidades nunca mejorarán demasiado, mientras que tus fortalezas se desarrollarán infinitamente”.