Cómo atraer los mejores candidatos a tu empresa

Estamos de lleno en la época del talento. Actualmente, el talento es uno de los bienes más escasos y difíciles de encontrar. La capacidad que tenga una organización para atraer talento será, sin lugar a duda, uno de los factores clave de éxito de las organizaciones en los próximos años.

Y para atraer talento a la organización, ésta debe definir y potenciar su Propuesta de Valor para el Empleado (PVE) – o EVP, Employee Value Proposition en inglés) -. Podemos definir el PVE como la relación que se produce entre lo que aporta el trabajador a la empresa con las recompensas y beneficios que recibe el trabajador por su aportación. Y en recompensas y beneficios no me refiero solamente al dinero que recibe como salario sino a todos aquellos aspectos valiosos a parte del dinero: formación, experiencia, crecimiento personal, felicidad, diversión, mejora de su marca personal … Básicamente la relación entre lo que el trabajador aporta y lo que el trabajador recibe de la empresa. Como resulta evidente, si una organización quiere atraer a los mejores candidatos a la empresa deberá ofrecer una más que interesante propuesta de valor para el empleado.

La PVE es un concepto íntimamente relacionado con el employment brand (o marca del empleador), es decir, cuál es la reputación y el prestigio de una empresa como empleadora, cuán atractiva es su propuesta de valor hacia los empleados.

Los beneficios de la atracción de talento a la empresa son muy claros e importantes. Gallup, la consultora americana, ha demostrado que, cuando una empresa contrata a los candidatos pertenecientes al 20% más talentoso:

  • La productividad se incrementa en un 10%
  • Las ventas aumentan en un 20%
  • La rentabilidad aumenta en un 30%
  • La rotación de personal disminuye en un 10%

Gallup también ha investigado en qué hacen las empresas que ofrecen una mejor propuesta de valor para el empleado (PVE), y ha descubierto qué tienen en común las siguientes prácticas:

  • Analizan y entienden a sus mejores empleados y descubren qué aspectos fueron decisivos en el momento de su atracción hacia la empresa.
  • Se esfuerzan en que su mensaje transmita a los potenciales candidatos el entorno de trabajo real que se van a encontrar si se incorporan a la empresa.
  • Su propuesta de valor para el empleado (PVE) es realmente diferente a la de sus competidores. Para ello las empresas deben ir comprobando la efectividad de su employer branding y también contrastarlo con las políticas de employer branding de sus competidores.

La mayoría de las empresas suelen gastar mucho tiempo y dinero en campañas de marketing que logren atraer a clientes y también fidelizarlos. Lamentablemente, a mi entender, la mayoría de las empresas dedican muchísimo menos tiempo y dinero al desarrollo de su marca empleadora (employer branding) lo que les permitiría ser más atractivos como empleadores y atraer a mejores candidatos.

Si las empresas consiguen atraer a mejores candidatos, los directivos podrán seleccionar mejor y encontrar mejores profesionales para cubrir las posiciones demandadas. En un mundo donde el talento es cada vez más escaso, atraer a los mejores candidatos a la empresa puede ser una grandísima ventaja competitiva.

Porque como decía Lawrence Bossidy (directivo, empresario y autor estadounidense), “No hay nada más importante que contratar y desarrollar personas. Porqué al final del día apuestas por las personas, no por las estrategias”.