Desmarcarse es extraordinario

Este sábado he tenido la ocasión de participar como ponente en el 5º Congreso Personal Branding Lab Day. En primer lugar, permíteme felicitar a los conductores del evento, Nilton Navarro y Alicia Ro, y también a los otros amigos y amigas que ayudan en la organización del mismo.

Me pidieron que hablara de Desmárcate. Pero la conferencia no ha sido sobre mi libro sino sobre lo que yo entiendo por desmarcarse. He empezado explicando el significado de desmarcarse. Significa “alejarse de la forma de pensar o actuar del resto”. Es decir, desmarcarse es buscar los caminos menos transitados, no hacer lo que la mayoría hace y hacer lo que sólo hace una minoría. Desmarcarse es sinónimo de extraordinario. Extraordinario significa fuera de lo común, fuera de lo ordinario. Por lo tanto, desmarcarse es hacer algo extraordinario. Y extraordinario no significa subir al Everest o pisar la luna. Simplemente hacer cosas fuera de lo común, cosas diferentes de las que hacen la mayoría de las personas.

Para desarrollar con éxito tu marca personal, desmarcarse es importante, diría que casi imprescindible. En la charla comento algunas de las posibles vías para desmarcarse.

  • Una de ellas es la diferenciación. Diferenciarse en la forma de prestar los servicios, en la forma de comunicar, de empaquetar, en la forma de monetizar… Hacer las cosas de forma diferente resulta muy útil para potenciar tu marca personal y desmarcarte de los demás.
  • Otra vía es la de la especialización. Concentrar toda nuestra energía en un pequeño nicho de mercado, en un tipo de producto y/o servicio muy concreto, en un público objetivo realmente acotado.
  • También ser el mejor en un determinado ámbito es una buena forma de diferenciarse. Aunque no resulta nada fácil y sólo está al alcance de unos pocos.
  • Otra opción para diferenciarse es la de ser el primero. Generalmente la primera empresa o profesional en desarrollar una actividad en un ámbito concreto suele contar con una ventaja competitiva.
  • También comunicar más y mejor es otra buena manera de desmarcarte. Algunos profesionales, pese no ser muy competentes ni haber sido los primeros ni los mejores, obtienen una valiosa ventaja al comunicar muy bien o de forma muy insistente su propuesta de valor.

Pero la forma de diferenciarse más importante, desde mi humilde punto de vista, es la de centrarte en tus propias fortalezas. Se estima que menos del 20% de las personas desarrollan actividades profesionales claramente alineadas con sus propias fortalezas. La mayoría de las personas que tienen la suerte de trabajar lo hacen en lo que pueden. Solo una minoría logran hacerlo en su área de fortalezas.

Para desmarcarte de los demás y desarrollar con éxito tu marca personal basada en las fortalezas, debes seguirse estos 4 pasos:

  • Descubre tus talentos. Afortunadamente todos nacemos con talentos muy diferentes. Como decía el gurú en management Tom Peters, “la mayoría de las personas afirman conocer sus talentos… pero generalmente están equivocados”. En este sentido, quizá te sea útil mi post de noviembre de 2018 sobre las “5+1 formas de descubrir tu talento”.
  • Convierte tus talentos en fortalezas. Para ello, una vez identificados tus talentos innatos, tus áreas de gran potencialidad, debes convertirlos en fortalezas añadiendo al talento conocimientos (cursos, talleres, libros, podcasts…) y experiencia práctica (poniendo en práctica tu potencial y los conocimientos adquiridos).
  • Utiliza tus fortalezas diariamente: resulta una ventaja doble. En primer lugar, cuanto más utilizas tus talentos más los potencias y más fuertes resultan. Además, utilizar tus talentos te da ventaja respecto a tus competidores con lo que tus resultados serán mejores y tu marca personal crecerá.
  • Comunica eficazmente. De poco servirá todo lo que hemos comentado anteriormente si no eres capaz de comunicar tus fortalezas con tu público objetivo y ser percibido como como deseas.

En definitiva, 4 pasos que te ayudarán a utilizar tus fortalezas como forma de desmarcarte de los demás y desarrollar con éxito tu marca personal.

Porque, como decía el ya citado Tom Peters “Una persona solo puede obtener un gran rendimiento si actúa desde sus fortalezas”.