¿Te enseñaron a desaprender?

Todos recordamos perfectamente nuestra etapa de escolarización, desde la más temprana hasta la más reciente, como la etapa en la que todo el mundo se obsesionaba porque aprendiéramos, sobre conocimientos, aptitudes, actitudes, habilidades, estereotipos … y muchas otras cosas, pero ¿alguien recuerda en su entorno personas que nos dijeran que lo aprendido no va a ser siempre inamovible y que en el futuro también tendremos que dominar la habilidad de “desaprender”? … yo desde luego no lo recuerdo.

Pues resulta que después te incorporas al mundo laboral y lo que te toca es desaprender cantidad de cosas para poder evolucionar, y a esto los entendidos lo llaman creatividad, inconformismo, y más recientemente “reinventarse”.

Y es cierto, todos conocemos ejemplos, las personas y profesionales que son exitosas, son referentes en el tema del des aprendizaje, tienen características comunes como el inconformismo, la capacidad de autocrítica, se adaptan e incluso anticipan a los cambios, se cuestionan lo establecido, rompen esquemas y formas de actuar, son creativos, capaces de reinventarse constantemente, y, en definitiva, pueden afrontar y resolver los problemas de forma diferente a la habitual.

La mayoría de personas actuamos por inercia, porque aprendimos a hacer las cosas de una u otra manera y porque ni siquiera nos hemos planteado que se puedan hacer de otra forma. Por eso, es tan necesario aprender a ‘desaprender’ todo aquello que nos limita y nos impide mejorar y avanzar

En un entorno tan cambiante y competitivo como el actual, será fundamental que, no solamente tengamos la capacidad de aprender y adaptarnos al entorno en el que nos encontremos, sino que también tengamos la capacidad de cambiar formas de hacer y de pensar, que seguramente eran muy útiles en otras épocas, pero que serán muy inútiles en la actual.

Así que ya puedes espabilar, desaprende y reaprende, pero no una sola vez, que sea una constante en tu vida, porque tu entorno no dejará de cambiar y nada es para siempre, y sólo así podrás desarrollar todo tu talento y habilidades adaptándolas a las nuevas realidades que vayan surgiendo

Porque como bien decía nuestro querido científico y escritor Eduard Punset, “Desaprender lo sabido es ahora mucho más importante que aprender cosas”