Tendencias de talento para una nueva década (PARTE I)

Acabamos de empezar el año 2020 y quería compartir contigo las principales tendencias para la gestión del talento para la próxima década. Seguramente no están todas las que son, pero sí son todas las que están. Son las 9 tendencias que, a mi entender, van a ser más importantes en esta nueva década en cuando a gestión del talento se refiere.

  • Freelance: una de las tendencias más destacadas para la próxima década va a ser lo que llamo la “revolución freelance”. Empieza 2020 con cerca de 3.3 millones de autónomos en España y la cifra no para de crecer. Y cada vez lo hace más rápido. Estoy convencido de que cada vez seremos más los que, por convicción o por necesidad, seremos free agents (como le llaman los americanos). Lo apuntaba Daniel Pink (uno de mis autores favoritos) hace más de 20 años en el fabuloso artículo “Free Agent Nation” que posteriormente se convirtió en un libro realmente extraordinario (con el mismo título). Cada vez somos más las personas que deseamos tener mayor libertad a nivel profesional, que nos gusta trabajar con diferentes clientes y no depender de un solo empleador. Que nos apasiona el riesgo de no tener una nómina fija cada mes, pero por otro lado diversificamos nuestras fuentes de ingresos entre varias vías. Sin duda una tendencia que no parará de crecer en la próxima década.
  • Talento Senior: por talento senior me refiero a aquellos profesionales que han cumplido ya los 50 años y cuentan con una buena experiencia profesional. Lamentablemente, a mi entender, muchos de los profesionales de este colectivo están teniendo serias dificultades para encontrar trabajo. Pese a tener mucha experiencia, pese a tener sus hijos ya adultos en muchos casos (con lo que suelen tener mayor disponibilidad y flexibilidad), observo frecuentemente como este gran potencial es despreciado por buena parte del tejido empresarial español. Y me parece terriblemente injusto y estúpido no aprovechar más a este colectivo. Porque, además, cada vez es más grande. Los incrementos en la esperanza de vida, los hábitos saludables, el boom de natalidad en la segunda mitad del siglo XX… hace que el colectivo senior no pare de crecer. Muchas personas que tienen más de 50 años, cuando son despedidos tienen muchas posibilidades de no volver a trabajar más en su vida (sí, es muy fuerte, pero es así). Muchos acabaran en trabajos a tiempo parcial y en la mayoría de los casos escasamente remunerados. Creo sin duda, que uno de los grandes retos de la década que empezamos es cómo sacar el máximo provecho a este gran talento que en muchos casos está siendo poco valorado. Estoy plenamente convencido de que en la mayoría de las empresas que apuesten por este talento senior resultarán muy satisfechas de la apuesta realizada. Por este motivo, aprovecho este post para hacer un llamamiento a los empresarios y contratadores para que tengan mucho más presente a los seniors en sus proyectos de futuro. Es también un reto social mayúsculo. Como sociedad, no podemos permitirnos tener un colectivo tan grande que esté, en muchos casos, expulsado del mercado laboral o que cuente con grandes dificultades para moverse en él. También pido que los políticos se tomen en serio este problema. Les pido que ayuden y fomenten la contratación de los seniors. Es un gran desaprovechamiento y también una enorme injusticia social.
  • Brecha de género: superar la brecha de género es otro de los grandes retos para la próxima década en cuanto a gestión del talento se refiere. Creo que hemos ido avanzando en buena línea. Seguramente de forma más lenta de la que hubiera sido necesaria, pero creo que la tendencia es positiva. Si miramos hacia atrás, las mejoras en cuanto a brecha de género han sido espectaculares… pero si miramos hacia delante, todavía queda mucho camino por recorrer. Estoy convencido que la década que empezamos aportará grandes avances en este sentido. Observo con satisfacción como cada vez son más las iniciativas públicas y privadas que apuestan por favorecer la equiparación de oportunidades entre hombres y mujeres. El colectivo está muy sensibilizado y movilizado para continuar trabajando para lograr superar definitivamente esta injusta brecha de género. Que la nueva década lleve la tan merecida igualdad. Entre todos (empleados, autónomos, empresarios, políticos, docentes…) debemos trabajar para que así sea. 
  • Talento global: en las últimas décadas se ha producido un notable crecimiento en el acceso a la formación superior en grandes regiones del mundo. Además, en los últimos años la transformación digital ha democratizado más que nunca el acceso a la formación a nivel global. Países como India, Pakistán, China, Japón… cuentan con millones de profesionales altamente cualificados, con alto nivel de idiomas que van a competir claramente con todos nosotros. Hasta hace poco pensábamos que nuestros competidores eran profesionales que vivían o habían estudiado cerca nuestro. En la década que empezamos cada vez más vamos a tener que competir con profesionales de otras partes del mundo. Los avances tecnológicos van a permitir que muchos de los servicios profesionales se puedan prestar desde la distancia. También va a aumentar notablemente la movilidad geográfica y las empresas y los proyectos en los que participemos serán cada vez más globales y contarán que profesionales de cualquier rincón del planeta. Esto hará que tengamos que competir con otros profesionales que quizás estén mejor preparados que nosotros, que tengan una mayor cultura de esfuerzo o de trabajo, que hablen más idiomas que nosotros… o que su sueldo en el país donde residen sea mucho más bajo que el nuestro. Esta globalización del talento va a explotar definitivamente en esta nueva década.

Y la semana que viene más…